Tonometría

La tonometría consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante el uso de un Tonómetro. La presión intraocular es la presión ejercida por los líquidos contenidos en el interior del globo ocular (humor vítreo y humor acuoso) sobre las estructuras firmes del mismo.

En función del tipo de tonómetro utilizado, la tonometría se clasifica en:

  • Tonometría por aplanamiento o Goldmann: consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante el empleo de un tonómetro colocado en una lámpara de hendidura. Es le método más comúnmente utilizado.
  • Tonometría de rebote: consiste en la medida indirecta de la presión intraocular mediante la emisión de una sonda metálica microscópica dirigida contra la cornea; la medida de la velocidad a la cual la sonda se detiene al chocar contra la superficie corneal nos dará el valor de la presión intraocular.
  • Tonometría de no contacto o tonometría pneumática: consiste en dirigir una pequeña corriente de aire hacia la córnea con el fin de conseguir aplanarla, la medida de la presión de aire necesaria para aplanar la superficie de la córnea nos dará el valor de la presión intraocular.

El estudio de la presión intraocular es una técnica sencilla y segura que permite detectar un aumento de las cifras de la tensión dentro del globo ocular así como realizar un seguimiento de las mismas.

Una elevación mantenida o muy brusca de las cifras de tensión intraocular pueden dar lugar a daños irreversibles del nervio óptico que pueden traducirse en una pérdida parcial o completa de la visión.

La tonometría es una prueba utilizada como ayuda al diagnóstico y al seguimiento del glaucoma.

Las cifras de tensión intraocular y las cifras de tensión arterial son independientes aunque algunos pacientes hipertensos pueden presentar también cifras altas de tensión intraocular.