Terapia Visual

¿Qué es la terapia visual?

La terapia visual también denominada entrenamiento visual es un tipo de entrenamiento del ojo que intenta ayudar con los problemas de visión, igual que si se entrenara un músculo para el deporte. Se trata de un método no invasivo ni agresivo, que no usa medicamentos e intenta recuperar funciones visuales deterioradas o inexistentes a base de juegos y estímulos visuales, con una alta efectividad y buenos resultados. Esos problemas pueden afectar la habilidad para leer, pero no tienen nada que ver con las dificultades de aprendizaje y de atención.

Cómo funciona la terapia visual

La terapia visual comienza con un examen completo de la vista. Un examen completo prueba factores como la agudeza visual, que es el término usado para la nitidez o claridad de la visión. El examen también prueba si existe ojo vago (ambliopía) y otros problemas como la insuficiencia de convergencia (CI, por sus siglas en inglés) que puede afectar la capacidad para enfocar un objeto cercano.

Después del examen de la vista, se crea un plan de terapia visual que podría incluir estas actividades:

  • Cubrir un ojo durante parte de la sesión de terapia
  • Mirar a través de prismas
  • Hacer rompecabezas de letras
  • Usar anteojos polarizados o plásticos coloreados sobre el material de lectura

Las sesiones de terapia visual por lo general duran una hora y se realizan una o dos veces a la semana. Dependiendo de las dificultades del niño, podría recomendarse que asista a la terapia de tres meses a un año. El Óptico-Optometrista puede que también prescriba hacer ejercicios para los ojos en la casa bajo la supervisión de los familiares.