Lentes de Contacto

¿Qué son?

Los lentes de contacto son discos plásticos delgados y transparentes que flotan en la superficie del ojo para corregir la visión y se colocan directamente sobre la superficie del ojo. No presentando riesgos cuando se usan con cuidado. Los lentes de contacto se utilizan para corregir las mismas condiciones de los ojos que se corrigen con anteojos: miopía (mala visión de lejos), hipermetropía (mala visión de cerca), astigmatismo (visión borrosa debido a la forma de la córnea) y la presbicia (incapacidad para ver objetos de cerca).
Hay varios tipos de lentes de contacto según el material:

  • Las lentes blandas son fabricadas con plásticos hidrofílicos (amigos del agua) que son materiales que absorben el fluido. Este contenido acuoso varía entre de 37% y 80%.
  • Las lentes duras están hechas de un material rígido de plástico llamado PMMA (polimetil metacrilato) que no transmite oxígeno al ojo.
  • Lentes de contacto RPG, también conocidas como RPG o “permeables al oxígeno”, están hechas de plásticos rígidos, sin agua, y son especialmente buenas para la presbicia y el astigmatismo elevado.

Dentro de las lentes blandas existen entre otras las siguientes clases:

  • Lentes desechables o de uso diario: están diseñadas para ser desechadas en la noche antes de ir a la cama y ser reemplazadas con un nuevo par en la mañana. A diferencia de las lentes de contacto mensuales, no requieren mantenimiento es decir, solución para lentillas y estuche.
  • Lentes de contacto mensuales: deben quitarse antes de ir a dormir. Se deben limpiar y almacenar en el estuche para utilizarlas nuevamente en la mañana siguiente. Se deben reemplazar con un nuevo par después de un mes. A diferencia de los lentes de contacto de uso diario, necesitas solución para limpiar y almacenar lentillas y un estuche para guardarlas.
  • Lentes permanentes de uso prolongado: estas pueden utilizarse por más de una semana sin quitarse, pero resultan riesgosas y complicadas, por lo que se las recomienda sólo para ciertas ocasiones, como luego de alguna operación ocular.
  • Lentes de contacto tóricas: corrigen el astigmatismo, vienen como lentillas de uso diario, mensual y continuado.
  • Lentes de contacto bifocales: están diseñadas para proporcionar una buena visión para las personas que tienen presbicia.