Lentes Solares

Existen 5 tipos diferentes de filtros solares clasificados según la norma ISO 8980-3- del 0 al 4-, en función de la menor o mayor capacidad de absorción lumínica que posean estando encuadradas la mayoría en la categoría 2 o 3:

  • Categoría 0 – Entran en este grupo aquellas gafas con lentes muy claras, capaz de absorber de 0% a 19% de luz. Suelen ser utilizadas sobre todo interiores, de noche y en exteriores cuando existan cielos cubiertos. Son aptas para la conducción en cualquier circunstancia.
  • Categoría 1 – Este tipo de filtro es capaz de absorber entre un 20% y un 56% de luz gracias a sus lentes ligeramente coloreadas. Se utilizan sobre todo en condiciones de luminosidad leve (zonas urbanas). No son aptas para la conducción nocturna.
  • Categoría 2 – Las gafas correspondientes a este grupo se caracterizan por tener unas lentes medianamente coloreadas, capaces de absorber entre el 57% al 81% de luz. Suelen ser utilizadas en condiciones de luz solar media. No son aptas para la conducción nocturna.
  • Categoría 3 – Gracias al tinte de sus lentes, su uso es óptimo cuando existan condiciones de luminosidad bastante altas (primavera, verano, playa, montaña y zonas al aire libre) ya que son capaces de bloquear entre un 82% y un 92% de luz. No son aptas para la conducción nocturna.
  • Categoría 4 – Este tipo de gafas están indicadas para ser utilizadas en zonas de alta montaña, esquí o actividades y deportes acuáticos, donde la incidencia del sol es extrema y en la que también entra en juego la reflexión lumínica sobre las superficies (nieve o agua). Debido a que son capaces de absorber hasta el 98% de la luz, no son válidas para ser utilizadas para la conducción ni siquiera de día.

Las mejores gafas para cada deporte

El uso de gafas de sol en la práctica deportiva no debe entenderse sólo como complemento a nuestro look deportivo. Una buena elección en las gafas que utilicemos para practicar deporte estimula nuestra habilidad óptica y la protección de nuestros ojos en disciplinas que lo requieren.

Al igual que en ciertos deportes está muy extendido el uso de protecciones para evitar fracturas, golpes u otras lesiones, debería estarlo en la misma medida en cuanto a la protección de nuestros ojos, de lo que muchas veces nos olvidamos.

Si no tomamos medidas de protección frente a nuestros ojos podemos sufrir ciertos accidentes como arañazos en la córnea, fracturas en la cuenca del ojo o una pérdida permanente de la visión. De hecho los datos apuntan a que cada año unas 40.000 personas sufren lesiones oculares importantes.

Por eso utilizar gafas específicas para la práctica deportiva es una gran idea para proteger los ojos y, además, nos ayudará a mejorar nuestro juego.

CICLISMO

Es una de las actividades deportivas más duras. Requiere sacrificio y una lucha constante contra el agotamiento, posibles caídas,   tensión física, largas rutas y, muy a menudo, condiciones meteorológicas adversas.

  • Cristal polarizado que elimina los reflejos del asfalto.
  • Cristal fotocromático que se adapta a las condiciones de luminosidad.
  • Cristal antivaho.
  • Color gris que respeta la percepción del color.
  • Banda antisudor.
  • Ventilación lateral.

Cristal irrompible a prueba de impactos.
Todos estos cristales y complementos te ayudará a disfrutar del ciclismo de una manera más adecuada, protegiendo tu salud visual y aumentando tu-  rendimiento

RUNNING

Desafío contra ti mismo. Superación constante de límites, kilómetro a kilómetro. Variación constante de las condiciones meteorológicas.

  • Lentes polarizadas que eliminan los reflejos del suelo.
  • Lentes fotocromáticas que se oscurecen y aclaran en función de las condiciones de luminosidad.
  • Banda contra el sudor.
  • Material ligero y resistente.
  • Varillas ajustables para soportar los movimientos de la marcha.
  • Sistema de ventilación.
  • Cristales irrompibles que protegen tus ojos de caídas y golpes.
  • Color gris que respeta la percepción del color.

No hay nada mejor que proteger bien tu vista para disfrutar de tus entrenamientos, ¡la vista es tu principal aliado!

GOLF

  • Las condiciones meteorológicas diversas, una gran exposición al sol y una luz que cambia constantemente, son los grandes enemigos de  esta actividad física.
  • Montura panorámica.
  • Cristal polarizado que evita deslumbramientos y reflejos.
  • Lentes fotocromáticas.
  • Coloración marrón, que mejora la profundidad de campo.
  • Banda de sudor integrada.
  • Montura y varillas adaptadas a las gorras y viseras.
  • Sistema de ventilación.

La vista en el golf es un punto clave: cálculo de distancia, velocidad, fuerza….¡No olvides utilizar unas gafas adecuadas para la práctica de este deporte si quieres mejorar tu handicap!

ESQUÍ En la nieve o la montaña, ¡siempre con gafas de sol! 

No caigas en el error de pensar que las gafas de sol son sólo para el verano, si eres de los que adoran las excursiones a la montaña en invierno o practican deportes de nieve, ¡debes proteger tus ojos más que en la playa! ¿Sabes por qué?

Es debido a que la radiación solar se hace más intensa según aumenta la altitud. Concretamente, por cada 300 metros de altitud, la intensidad de los rayos UV aumenta un 5%.

Por eso, en la montaña, es muy importante proteger nuestros ojos, ¡y más aún si hay nieve! La nieve fresca refleja el 80% de la luz solar.

¿Qué lesiones podemos sufrir si no utilizamos gafas de sol en la montaña o en la nieve?

  • Queratitis: es una lesión en la córnea, una quemadura que provoca fotofobia y una sensación de arenilla en los ojos.
  • Pterigion: es el crecimiento de una membrana que invade la córnea
  • Pingüecula: es una protuberancia amarillenta y pequeña que aparece en la conjuntiva, cerca de la córnea.
  • Cataratas: es un daño en el cristalino, es una opacidad que nubla la visión.
  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE): es una enfermedad degenerativa de la retina que puede evolucionar o complicarse por el efecto acumulativo de la radiación UV en la parte central de la retina.

¿Qué tipo de gafas de sol te recomendamos utilizar en la montaña o en la nieve?

Para evitar esos problemas visuales, debes protegerte con gafas de sol homologadas que tenga un filtro que bloquee la radiación.

  • Las gafas de sol elegidas deben tener un filtro 3 o 4, dependiendo de la altitud a la que vayas a llegar.
  • Si las lentes son polarizadas, ¡mucho mejor! Como ya te hemos contado en otros post, este tipo de cristales, además de proteger de la radiación ultravioleta, evitan el deslumbramiento que puede provocar el reflejo de la luz en una roca o en la nieve. Y, si el día está nublado, ¡también favorecen que percibamos correctamente los contrastes de luz y evitemos un tropiezo!
  • Para esquiar o practicar otros deportes de nieve, lo recomendable es que las gafas de sol sean tipo máscara, porque cubren los ojos totalmente y no se caen. Las lentes, es preferible que sean de material orgánico, ya que son más ligeras y resistentes a golpes y ralladuras que las de material mineral.
  • En cuanto al color, el marrón es el más recomendable. Si el día es nublado, mejor el amarillo.

Ahora que ya conoces las claves para proteger tu mirada de los rayos del sol en la montaña y en la nieve, ¡no tienes excusa para no ponerlas en práctica! Queremos que disfrutes de lo mejor del invierno, ¡pero que siempre lo hagas con gafas de sol!

Si tienes alguna pregunta sobre estas lesiones causadas por el sol o necesitas que te recomendemos algunos modelos de gafas específicos para tus necesidades en función de las actividades que vayas a realizar en la montaña o en la nieve, ¡no dudes en escribirnos!

¿Practicas alguno de estos deportes? Si te animas a comprarte unas gafas para aumentar tu rendimiento y salud visual, ¡no dudes en preguntarnos por el modelo que mejor te encaja!

Y si lo necesitas,

TAMBIÉN GRADUADAS, INCLUSO LAS MÁSCARAS DE ESQUÍ

Cualquiera de estas gafas pueden hacerse graduadas de acuerdo con la refracción y las necesidades de cada usuario. Para ésto es necesario el uso de lentes con una curvatura especial que se adapten a la montura elegida.