La hipoacusia

La hipoacusia o sordera es una deficiencia auditiva provocada por circunstancias muy diversas. En ocasiones se debe a un mal funcionamiento del sistema auditivo, síntoma o consecuencia de enfermedades o infecciones. La causa también puede ser algún factor hereditario o la exposición prolongada a ruidos intensos.

La audición puede quedar dañada a cualquier edad, de forma progresiva e indolora. Aunque existe otro tipo de sordera provocada por el proceso de envejecimiento llamada “Presbiacusia” y que suele manifestarse entorno a los 60 años.

En España, más de 3 millones de personas sufren pérdidas auditivas. La sordera está considerada la patología más frecuente entre la tercera edad, después de la hipertensión y la artrosis.

Un 80% de los casos pueden resolverse y mejorar su calidad de vida mediante la aplicación de un audífono. El gran inconveniente es que más de un 70% de las personas afectadas se niegan a utilizarlo debido prejuicios sociales y estéticos.

Tipos de pérdida.

Existen diferentes tipos y grados de pérdida en función de la localización y la gravedad de la lesión en el sistema auditivo.

Podemos encontrarnos con Hipoacusias de tipo TRANSMISIVAS si la lesión se localiza en el oído externo y medio, Hipoacusia NEUROSENSORIAL en el caso de un déficit en el oído interno y nervio auditivo o MIXTA cuando se presentan ambas.

También podemos clasificar la pérdida según su gravedad en función de los decibelios de pérdida.